L’amour Fou* y los objetos

Creemos que el amor a primera vista está reservado a las personas o a los objetos que activan nuestro inconsciente de alguna manera.

Hoy hemos descubierto en la joven cabeza de Manuela, que el amor a primera vista hacia un objeto puede ser, sin más.

Tal vez los objetos guardan emociones.

¿somos capaces de diseñar objetos con alma?

Sucede que LAURA llegó al estudio sin avisar, al buzón y de sorpresa.

Desde que Manuela la ha conocido, la antigua compañera de fatigas Dora Exploradora, ha pasado a ocupar el lugar que le corresponde como dibujo animado, entrando en la mochila de Manuela su nueva amiga.

¿puede decir algún amigo creador esto de algún objeto o espacio propio? Sí, claro, pero no es fácil ni habitual. Ya que esta reacción es bidireccional, como L´AMOUR FOU*.

No se sabe que existe previamente, por ello no se ha deseado ni por asomo.
Y, en el justo momento de verlo, se convierte en imprescindible. Sientes como si el objeto, o el espacio, te correspondiera.

Como el Amour Fou a los objetos es tan personal como a las personas, me he obligado a la reflexión propia, mis creaciones Fou:

un mueble: La silla de playa de los Eames (uso particular de la silla de plástico moldeado más conocida)
Al ver la fotografía en el libro `los cincuenta en fotografías’ (James Lescott, ed. Parragon) sentí por primera vez que me gastaría MUCHO dinero en ella. (Todavía he tenido ocasión ;-))

un espacio: el camino de las Panateneas que va desde el Ágora a la Acrópolis desde el templo de Hefesteión al Partenón.


Lo saben quienes me acompañaron. En este lugar, enloquecí, dejé la cámara de fotos a un lado, enfadada de que no pudiese recoger lo que veía y empecé a dibujar frenéticamente sin hablar con nadie hasta llegar al Partenón, donde mi punto freak me obligó a imitar la foto de Le Corbusier.

una arquitectura: el teatro de knosos en Creta

Esto sucedió en el mismo viaje. La reacción fue la misma que en las Panateneas, sólo que fui incapaz de dibujar. Este espacio, marcó profundamente lo que de la arquitectura deseo.

Y resulta, que continuando la reflexión, me doy cuenta de que l´amour fou a los objetos es fiel: llevamos un año levantándonos frente a un paisaje de Juan de la Sota, y cada mañana nos entra el aire fresco de la nieve entre los troncos.

Y ahí os dejo con la pregunta en el aire… queréis compartirnos vuestras creaciones fou?

(Gracias a Marisé por LAURA, ya ves que las cosas se cargan de sentimientos y éstos llegan a su destino)

*L´AMOUR FOU, 1937, André Breton. Uno de los padres del Surrealismo.
en un libro anterior, ‘Nadja’, 1928, dice: « LA BEAUTÉ SERA CONVULSIVE OU NE SERA PAS. »

Acerca de iriasobrino

Arquitecta. Asesora Urbana. Doctoranda en arquitectura popular efímera contemporánea, la creatividad en la observación y la traducción del espacio y del territorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: